AEP2019

647 AEP 2019-67 Congreso de la Asociación Española de Pediatría Comunicaciones orales y pósteres ALERGIA MEDICAMENTOSA: CORRELACIÓN ENTRE SOSPECHA CLÍNICA Y DIAGNÓSTICO FINAL Marta Pérez Alba, Helena Fernández Rodríguez, Noelia Valverde Pérez, Ana González Acero, Laura Míguez Martín, Francisco Álvarez Caro Hospital Universitario de Cabueñes, Gijón, Asturias INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS La sospecha de alergia a medicamentos es un motivo fre- cuente de consulta en Pediatría. Sin embargo, en los estu- dios publicados solo se confirma el diagnóstico por las pruebas alergológicas en un pequeño porcentaje de casos. Estudiar si la sospecha clínica de alergia medicamentosa se confirma en el estudio alergológico, y describir las ca- racterísticas clínico-epidemiológicas de los pacientes. MÉTODOS Estudio descriptivo retrospectivo en el que se incluyeron los pacientes menores de 14 años derivados por sospecha de alergia medicamentosa a la consulta de Alergología Pe- diátrica de un hospital de segundo nivel durante el año 2018. Se analizaron variables clínico-epidemiológicas y diagnóstico-terapéuticas. Las variables cualitativas se des- criben como frecuencia absoluta y porcentaje, y las varia- bles cuantitativas como media y desviación estándar. El análisis estadístico se llevó a cabo mediante el programa estadístico SPSS 19.0. RESULTADOS Se estudiaron 81 pacientes (58% varones). La edad media a la que ocurrió la reacción fue 6,4 años (+/- 3,96 DS). El 18% presentaba antecedentes personales de alergia ali- mentaria, el 12%de atopia y el 11%de asma. Los fármacos implicados fueron: amoxicilina (58%), amoxicilina-clavu- lánico (17%), ibuprofeno (10%), paracetamol (4%), y peni- cilina V (4%). El 44,4% refería haber tomado previamente el fármaco. El 8,6% presentó una reacción inmediata (<1 hora), el 79% una reacción tardía (>1 hora) y el 12,3% no sabían precisar la cronología. El 99% acudían por reacción urticariforme, y 7 pacientes presentaron afectación de más de un órgano. La mitad de los pacientes fueron aten- didos y derivados desde Atención Primaria, precisando un 50% tratamiento. A todos se les realizó determinación de la IgE específica y prick test, con resultado negativo en el 100%. La prueba de exposición controlada se realizó en 77 pacientes (4 no acudieron). De los que completaron el es- tudio, el 88% no presentaron hipersensibilidad medica- mentosa y en el resto, se constató una reacción no IgE me- diada tardía. CONCLUSIONES En la serie estudiada la sospecha de hipersensibilidad a fármacos se confirma en un pequeño porcentaje de casos. El fármaco sospechoso en la mayoría de los casos fue la amoxicilina. Es necesario estudiar la sospecha de alergia medicamentosa para descartar la misma y evitar restric- ciones medicamentosas innecesarias. ANAFILAXIA INDUCIDA POR EJERCICIO DEPENDIENTE DE ALIMENTO: REVISIÓN DE CASOS EN LOS ÚLTIMOS 5 AÑOS Mercedes Rodríguez Legarreta, Carlos González Díaz, David Montero Vázquez, Jael Fernández Barcia, Olatz Larrañaga Alustiza, Irati Goienetxe Muñoz Hospital Universitario Basurto, Bilbao, Vizcaya INTRODUCCIÓN La anafilaxia inducida por ejercicio dependiente de ali- mento (AIEDA) es una forma rara de anafilaxia (7%), que se desencadena por la asociación de dos estímulos: la inges- ta de un alimento al que se está sensibilizado y la realiza- ción vigorosa de ejercicio en los previos o siguientes 30 minutos - 4 horas. Cada estímulo aisladamente no desen- cadena la sintomatología. Es una patología poco conocida e infradiagnosticada, sin embargo, su incidencia está en auge y puede suponer graves consecuencias para la salud del individuo que la padece. RESUMEN DEL CASO Caso 1: Varón, 14 años, acude por episodio de anafilaxia tras ejercicio físico (atletismo) hace 10 días. Refiere que 45 minutos antes había comido langostinos, Se realiza PRICK (positivo para gamba y langostino) y RAST (IgE total 407 U/l, específica: gamba 4,32, langostino 6,21 y tropomiosi- na 2,83). Caso 2: Varón, 4 años, afecto de dermatitis atópica leve- moderada, acude por 3 episodios de anafilaxia tras ejerci- cio físico (jugar) en el último año: el primero 10 minutos tras ingerir mosto de manzana, el segundo 4 horas tras in- Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica

RkJQdWJsaXNoZXIy MTAwMjkz